Ante el hallazgo de material de archivo videográfico de su infancia, Bárbara Lago reprograma la mitología de su infancia y reflexiona sobre su cuerpo atravesado por afectos, ficciones y el paso del tiempo. En estos materiales íntimos encuentra una posibilidad de pensar las sexualidades disidentes, la relación entre la tecnología y el cuerpo humano, el lenguaje y la infancia. Madres, padres, hijos, hermanos conviven en este ecosistema, armando un tejido de afectos donde circulan los diferentes tiempos que tejen la historia familiar. Los cuerpos crecen, las imágenes cambian de textura y en estas metamorfosis encontramos formas de vivir la infancia con libertad. Las imágenes captan lo innombrable y anuncian la posibilidad de una película que recupera también los procedimientos formales de ese cuerpo filmado. Una narrativa fragmentada y subjetiva recorre a Jonathan/Yon: es el cuerpo fuera de la domesticación social. ¿Cómo crece tal cuerpo en nuestras sociedades contemporáneas? ¿Es el rodaje una forma de generar nuevas utopías sociales?
Entramos a una psiquis colectiva a través de una niña, de la historia del cine, del insomnio, del cuerpo y el horror; para liberar a estas imágenes y dejarlas que escurran por territorios distintos, permitirles que fracasen para que no ejerzan poder. El cortometraje Bilis Negra se expande y sigue un proceso alternativo a la película en la web www.archivosnegros.com. Este espacio se construye con ideas y archivos desechados, material que en estado latente reside en el producto final; al igual que lo hace el inconsciente en la psiquis humana . Bilis Negra y Archivos Negros es el anverso y el reverso de un mismo artefacto. El cortometraje está grabado enteramente con celular, apunta hacia la pantalla del ordenador y hacia la realidad
Proyecto que deambula por la siguiente pregunta: ¿Cómo se representa una herida simbólica, psicológica, social, personal y física, en la era del post-internet? Se parte de una poesía la cual se expande para combinar formatos análogos y digitales, los cuales pasan por una serie de manipulaciones que buscan el cómo representar una herida que permanece abierta.
Una noche de insomnio dentro de un baño, dentro de un cuerpo. El dolor físico tras un accidente desencadena recuerdos de infancia, fantasías de espíritus radiografiados y conversaciones con extraños en las tiendas de proximidad. Mi nueva mano izquierda es como un sueño: la creé, pero no la entiendo y no puedo controlarla. Esta pequeña película casera es un tributo a estar roto.
Policías empujan a un menor al río Mapocho durante las protestas de octubre de 2020 en Chile. Se trata de un videoensayo que ocupa las imágenes que fueron entregadas por la policía a la fiscalía durante el juicio por tentativa de homicidio. Una cámara aérea, una cámara de pecho del policía y unos audios de sus compañeros son material suficiente para recrear el turbio ambiente de aquel momento.

Showing all 5 results